Chuynet.com
facebook.com/chuynetportal twitter.com/chuynet
Google

Blogs

Buscar noticia



Guia Chuynet, A un Clic de Todo
Alquilar en la Playa
Venta Propiedades
 
 
Por Julio Dornel - 28 de Diciembre 2016
APASIONANTE HISTORIA - MARTÍN AFONSO DE SOUZA ESTUVO EN “LA BARRA”


Señalábamos en notas anteriores que una pronunciada bajante del atlántico había descubierto los costillares petrificados de una embarcación que naufragara en 1531 generando distintas versiones entre los turistas y residentes del balneario. Para el periodista Heber Alegre que ha manejado el tema en varias oportunidades desde sus programas televisivos Dos Caras y Caricaturas que se emiten por los Canales 4 y 8, todo comenzó el 26 de setiembre de 1531 cuando el marino y militar portugués Martín Afonso de Souza soltaba amarras al frente de la primera expedición colonizadora que dirigía sus naves hacia estos pagos, en nombre del Rey de Portugal Juan III el Piadoso.

Señalaba Alegre que disponía de “abundante material recogido en distintas publicaciones, que nos permiten ubicar lugares y determinar fechas sobre varios naufragios registrados en la costa rochense. Cabe señalar que forma paralela han surgido diversas historias que distan mucho de la realidad. Haciendo un razonamiento elemental llegamos a la conclusión de que hace 500 años (1516) cuando Solís llegaba al río de la Plata la desembocadura del arroyo Chuy en el atlántico no estaba definida (encausada) y lo hacía en distintos lugares. Por ese motivo es posible que su desembocadura se registrara en distintos lugares y a considerable distancia. Por ese motivo cuando hacemos referencia al naufragio de esta embarcación debemos tener en cuenta en qué punto del atlántico desembocaba el arroyo Chuy. Por ese motivo resulta muy difícil establecer el lugar exacto en que la nave capitana de Martín Afonso habría naufragado. Por aquellos años el hombre blanco no había pisado los extensos arenales, con una fisonomía distinta donde los intensos temporales y las crecientes de mar han modificado. Resulta fácil imaginar el panorama que contemplaron los náufragos al tener como referencia más próxima el pequeño arroyo.

De acuerdo a una investigación muy bien documentada por el periodista brasileño Pericles Azambuya en el libro Historia de Tierras y Mares del Chuy, nos encontramos con un capítulo dedicado al naufragio, donde se pueden observar las coincidencias del mismo con una reciente publicación del escritor norteño Ricardo Marañón, titulado Diario de Navegación”. Durante el relato Alegre descarta la posibilidad de que en las bodegas destruidas por los años y el mar, se puedan encontrar pertenencias de los tripulantes, teniendo en cuenta que las otras naves que integraban la flota volvieron al escenario del naufragio rescatando los cañones y armamento de pequeño porte, antes de emprender el viaje con destino al Río de la Plata. Basados en la documentación ofrecida por el periodista Heber Alegre, no quedan dudas de que los elementos que han asomado esporádicamente durante 485 años frente al balneario pertenecieron a una de las naves que integraba la flotilla portuguesa que al mando del marino-militar Martin Afonso de Souza, daba comienzo a la colonización de Brasil.