Chuynet.com
facebook.com/chuynetportal twitter.com/chuynet
Google
 


 
 


Dolphin Free Shop
Complejo "Los Paraisos"
Alquilar nunca fue tan fácil
Venta Propiedades
Isabel Traductora
 
Jack el Destripador
 
INSTRUMENTOS INNOVADORES UN MALETÍN PARA WHITECHAPEL

 

SUMARIO DE LA NOTA ANTERIOR

En sus diálogos con la prensa el Lic. Eduardo Cuitiño refiere a las limitaciones de las indagatorias en el tiempo en que surge el asesino serial inglés. Efectivamente, hoy se conoce mucho más de lo que antes no pudo saberse. 
Ciertos rasgos del psicópata fueron puestos sobre la mesa.
Aplicando criterios modernos de investigación, el estudioso estableció una tesis de máxima probabilidad de ocurrencia, conectándose con el autor material de los delitos. La ciencia criminalística busca apoyo en disciplinas auxiliares para obtener resultados ciertos. Y los misterios dejan  de ser, se esfuman.
Mapas, informes de época, aportes sucesivos de noveles disciplinas, cotejos caligráficos, etc., tras indagaciones prolijas, van cercando al escurridizo personaje de la historia.

INSTRUMENTOS DEL LIC. CUITIÑO

Al lado de las secuencias rescatadas de los crímenes de Whitechapel, sobre fines del siglo XIX, existe hoy un instrumental del que es imprescindible hablar. La siempre amigable conversación con Eduardo Cuitiño, quien se aproxima -en forma rauda- al siniestro Jack con un innovador instrumental, hace necesario repasar varios conceptos.
Asociar las matemáticas sólo con números, equivale a resecar su significado. Sin entrar en una definición acabada, cabe  recordar que se trata de una ciencia formal que aborda lo inherente a las propiedades y relaciones de entidades abstractas con números, figuras geométricas y símbolos. Investiga estructuras no concretas, definidas a partir de axiomas, sirviéndose de la lógica y una notación determinada.
Desde siempre la matemática ha tenido una finalidad práctica. A partir del impulso del Renacimiento, interactúa con descubrimientos ligados al campo de la técnica y la ciencia. Es una aceleradora en la profundización del conocimiento de los fenómenos que vinculan al hombre y la naturaleza.
Un axioma es una premisa que, por considerarse evidente, se acepta sin demostración, como punto de partida para desarrollar otras fórmulas. 
La estadística recolecta, analiza e interpreta datos, a partir de las denominadas “muestras representativas”. Ayuda en la toma de decisiones ya que explica la ocurrencia, en condiciones regulares o irregulares, de hechos aleatorios.
Es una herramienta utilísima que permite llevar a cabo procesos orientadores de la investigación científica.

UN JUEGO PRIMITIVO Y UNA TEORÍA MODERNA

Si todo esto importa para que el investigador Lic. Cuitiño haya entrado en el túnel del tiempo y como resultado pudiera develar -con un importante grado de certeza- la identidad del sujeto que se mantuvo en las sombras por un siglo y cuarto, ha sido muy relevante en su estudio la aplicación de la teoría de la probabilidad
Por este método se determina la frecuencia de un suceso mediante la realización de un experimento aleatorio, que lleva a resultados posibles, bajo condiciones suficientemente estables.
Se origina en la necesidad de conocer, con el mayor convencimiento, los eventos que sucederán en el futuro. Su uso es frecuente en ciencias básicas.
En síntesis, la fórmula principal pasa por esto: la probabilidad de un evento se denota con la letra “p” y se expresa en términos de una fracción y no en porcentajes, por lo que el valor de “p” cae entre 0 y 1. La probabilidad de que un evento "no ocurra" equivale a 1 menos el valor de “p” y se denota con la letra “q”, resultando que

Los tres métodos para calcular las probabilidades son la regla de la adición, la regla de la multiplicación y la distribución binomial.
En el caso, el académico uruguayo la introduce en episodios históricos, nada recientes, para despejar -hacia atrás- un factor: el criminal serial.

UN LARGO CAMINO HACIA LA PREVISIBILIDAD

La legendaria civilización que creció en la Mesopotamia Oriental dio nacimiento a un juego -“sui generis”- de dados, hechos con huesos de talón de animales. Un registro de los resultados, aportado más adelante por los egipcios, evidencia el interés por la previsibilidad, en la pugna ganancia-pérdida.
En una profusa sucesión de nombres que rondaron sobre el punto hay algunos muy ilustres, como los de Galilieo o Dante. No falta la fermental correspondencia entre Blaise Pascal y Pierre Fermat (1654),  ni el teorema de Bernoulli (1713), ni el caso estudiado por De Moivre (1738). Pero será Gauss, en 1809, quien aborde la teoría de los errores. Le seguirán las referencias concomitantes de Laplace, de 1810. Este publicará, en el 12, una “teoría matemática de probabilidades” para los juegos de azar. En la cronología no estará ausente la palabra del fraile austríaco Gregor Mendel (leyes de la herencia) hasta la aparición, a principios del siglo XX, de las bases de la actual teoría y de otra mayor, llamada “de la medida”, del matemático ruso Kolmogorov.
No es todo. Eduardo Cuitiño en una interviú habló del pequeño espacio que ocupaba la psiquiatría cuando Whitechapel se hizo el barrio mundialmente más famoso por sus hechos de sangre. Restaría recordar los portales abiertos por Sigmund Freíd (1856-1939) y, por añadidura, qué era la criminalística insinuada entonces y la de ahora, más la ciencia criminológica. La obra en comentario transita por estos campos y los enriquece.- 

 PERITAJES CALIGRÁFICOS ACTUALES

El psicópata trabajaba en la zona, tenía 36 años en 1888 y la caligrafía de su ficha censal -llenada por él mismo- coincide con las de las cartas y un grafiti escritos por Jack. El investigador añade otras concordancias.

 
Walter Ernesto Celina - 2014

walter.celina@outlook.com  -  walter.celina@adinet.com.uy