Chuynet.com
facebook.com/chuynetportal twitter.com/chuynet
Google
 


 
 


Dolphin Free Shop
Complejo "Los Paraisos"
Alquilar nunca fue tan fácil
Venta Propiedades
Isabel Traductora
 
Jack el Destripador
 
JACK EL DESTRIPADOR LAS CARTAS DEL MAL

 

SUMARIO DE LA NOTA ANTERIOR

Una breve referencia al estado de las ciencias en el momento de los asesinatos victorianos mostró el surgimiento de tesis trascendentes, las que generaron nuevas perspectivas para indagatorias judiciales más afinadas.
Se recordaron los nombres de Sigmund Freud y de Cesare Lombroso y, aún el de Eugège Vidoq.
Se estableció la diferenciación entre criminalística y criminología.
Al primer perfil criminal, dado en 1888 por el Dr. Thomas Bond, se añadieron los estudios contemporáneos sobre psicopatía, de los Profesores Hervey Cleckey y Robert Hare.

MUCHAS COINCIDENCIAS Y UNA OBJECIÓN

Los textos originales (en inglés) y las traducciones correspondientes quedan incorporadas para su examen por el lector y, más aún, para quienes estimen oportuno ingresar a un análisis prolijo, en especial bajo las ópticas de la criminalística y la criminología.
Muchos elementos más aparecen en el verdadero expediente que el especialista uruguayo ha montado con su libro.
Esta claro que una sociedad dividida en clases, con extremos de opulencia y miseria máximas, no podía menos que producir hechos de grave patología.
El Lic. Eduardo Cuitiño maneja con acierto referencias del contexto social de la época, con  alguna excepción.

Me he permitido destacar el surgimiento de la Asociación Internacional de Trabajadores -La Internacional- en alguna de las notas precedentes. Con la orientación de Carlos Marx y Federico Engel surgió en 1848 el Manifiesto Comunista. Fue casi como la reacción contra el “victorianismo” que consolidaba, como caras de una moneda, capitalismo y expansión colonial. Los pueblos oprimidos precisaban un gran movimiento reivindicador y justiciero.
En 1845 Marx fue figura destacada de la Liga de los Comunistas. En el 49 se exilió, justamente en Londres, con  su familia y en pobreza. Estudió y escribió sobre la naturaleza de los problemas sociales. Wikipedia recuerda que Marx “es normalmente citado, junto a Émile Durkheim y a Max Weber, como uno de los tres principales arquitectos de la ciencia social moderna.” Así lo reconoce la academia.
Señalo esto porque, con el máximo respeto, disiento con  el autor en la denigración genérica que hace -en unas líneas introductorias- sobre “el comunismo”. Fue en dicha época en que se impulsó un ideal de transformación, con una teoría y un programa. Intentándose una acción a escala planetaria, poniendo por centro a los trabajadores. Deformaciones políticas sobrevinieron en el siglo XX. Es cierto. Pero Jack fue, si se quiere, el hijo monstruoso del nuevo modelo acunado en Inglaterra. No del              “comunismo”.
Tampoco valdría acusar de nada de esto al Vaticano puesto que, ni el “Banco de Dios” ni el “Banco Ambrosiano”, se habían creado. Sí, la Iglesia Católica…
Vale la pena recordar que, por una encuesta de la BBC de Londres, en 1999 y por votación, personas de todo el mundo consideraron a Carlos Marx  como "El Pensador del Milenio”.
Esta harina, efectivamente, es de otro costal. Apenas es una digresión marginal. Dicho de otro modo, ajena a una excelente recomposición y revisualización de hechos pretéritos, rodeados de una leyenda como pocas en la literatura, el cine, el teatro, la ópera, la historieta, el rock y, como por ahí lo muestra Eduardo Cuitiño, también en el tango rioplatense.
Hay que examinar ahora las cartas de Jack y, ¡aquí están!, con unos breves aditamentos que me enviara el Lic. Cuitiño.

El asesino se bautizó en una carta enviada a la Agencia Central de Noticias conocida como la carta "Dear Boss". La misiva vino firmada por un tal "Jack the Ripper". 
(Comunicación de Eduardo Cuitiño al periodista)

No fue la única carta misteriosa que llegó. Unos días después,  otra misiva extraña hablaba de canibalismo y del Diablo y llegó acompañada por un riñón. Se conoce como   "From Hell" o Desde el Infierno.

(Comunicación de Eduardo Cuitiño al periodista)

TRADUCCIÓN DE AMBAS MISIVAS

Carta “Dear Boss”

25 sept 1888
Querido Jefe:
Constantemente oigo que la policía me ha atrapado pero no me echarán mano todavía. Me he reído cuando parecen tan listos y dicen que están tras la pista correcta. Ese chiste sobre “Mandil de Cuero” me hizo partir de risa. Odio a las putas y no dejaré de destriparlas hasta que me harte.
El último fue un trabajo grandioso. No le di tiempo a la señora ni de chillar. ¿Cómo me atraparán ahora? Me encanta mi trabajo y quiero empezar de nuevo si tengo la oportunidad. Pronto oirán hablar de mí y de mis divertidos jueguecitos. Guardé algo de la sustancia roja en una botella de cerveza de jengibre para escribir, pero se puso tan espesa como la cola y no la pude usar. La tinta roja servirá igual, espero, já, já.
En el próximo trabajo le cortaré las orejas a la dama y las enviaré a la policía para divertirme. Guarden esta carta en secreto hasta que haya hecho un poco más de trabajo y después publíquela sin rodeos.
 Mi cuchillo es tan bonito y afilado que quisiera ponerme a trabajar ahora mismo si tengo la ocasión. Buena suerte. Sinceramente suyo. Jack el Destripador
Y, en una especie de posdata transversal,
el redactor del comunicado se mofaba:

No se molesten si le doy mi nombre profesional. No estaba bastante bien para enviar esto antes de quitarme toda la tinta roja de las manos. Maldita sea. No ha habido suerte todavía, ahora dicen que soy médico, já, já

 

 Carta "From Hell" 
Mr Lusk
Señor os envío la mitad del riñón que saqué a una mujer y he conservado para vosotros.
La otra pieza la freí y comí con gran deleite. Quizá os envíe el cuchillo ensangrentado que lo sacó si aguardáis un poco más.
Firma
Atrapadme cuando podáis  Mister Lusk 

REVELACIÓN FINAL DEL AUTOR DEL LIBRO

“Este archivo contiene los detalles visuales de mi tesis.
Encontré un médico que escribe igual que la caligrafía que aparece en la carta Dear Boss, pero no estaba solo. Tenía un amigo, que escribía igual que la caligrafía que aparece en la carta From Hell.” 
(Comunicación de Eduardo Cuitiño al periodista)

 
Walter Ernesto Celina - 2014

walter.celina@outlook.com  -  walter.celina@adinet.com.uy