Chuynet.com
facebook.com/chuynetportal twitter.com/chuynet
Google
 


 
 


Dolphin Free Shop
Complejo "Los Paraisos"
Alquilar nunca fue tan fácil
Venta Propiedades
Isabel Traductora
 
  

Se halla frente al mar y junto a la desembocadura del arroyo del mismo nombre en el Atlántico y sus construcciones de madera y quinchos constituyen un buen aprovechamiento por parte de la arquitectura rústica de materias primas de la zona.
Desde Valizas, cruzando el arroyo se accede fácilmente al espectacular Cerro Buena Vista, un promontorio de granito prácticamente cubierto por arena, desde donde se divisa, como bien lo dice el nombre, un paisaje espectacular.

La recorrida por el arroyo hasta la Laguna de Castillos, con el barquero como guía, no solo es de una gran belleza, sino que permite apreciar el amor y la conciencia ecológica de los lugareños por su paisaje y su tierra. 
La pesca del camarón es una de las más típicas actividades de Valizas. La mezcla de agua dulce y salobre propician el desarrollo de la especie.
Es todo un espectáculo ver la Laguna de Castillos, por la noches, iluminada por las decenas de lucecitas de pescadores que esperan pacientemente atraer al camarón.

Junto a la desembocadura del Arroyo de Valizas se pueden pescar cazones de buen tamaño. También hay lenguados, corvinas y pejerreyes.

Valizas y su hermosa playa, sin duda su principal atractivo son las enormes dunas vecinas a las que se accede caminando hacia el sur. Primero enfilar hacia ellas, que aparecen frente a nuestros ojos. Luego de una hora de caminata se llega a la parte más alta de estos montes de arena – el cerro de la Buena Vista -, que con creces justifica su nombre. Desde su cima el panorama es espectacular, la isla Castillo Grande, las playas, el Cabo Polonio, la laguna de Castillos se despliegan en un paisaje inolvidable.

El cerro de la Buena Vista, una imponente masa granítica sobre la que se adosa la arena, sirvió de límite entre los imperios de España y Portugal entre 1750 y 1777, según se estableció en el Tratado de Madrid.

Esperando el Camarón

Entre marzo y mayo centenares de lucecitas rompen la oscuridad de las orillas del arroyo Valizas, alimentando los sueños de quienes a sus orillas se dedican a la zafra del camarón. Su pesca es un recurso tradicional, dado su elevado precio en el mercado.

El escaso período en que se puede pescar el camarón y los buenos precios que por él se obtienen, provocan que las lagunas reciban una verdadera avalancha de pescadores. Las orillas se visten por la noche con la luz de innumerables faroles, ofreciendo un espectáculo singular, solo observable aquí y en esos meses.


chuynet.com©