Chuynet.com
facebook.com/chuynetportal twitter.com/chuynet
Google

Blogs

Buscar noticia



Guia Chuynet, A un Clic de Todo
Alquilar en la Playa
Venta Propiedades
 
 
Por Walter Celina - 22 de Abril 2015
ASEDIO DE GABRIEL POMBO A JACK, EL ASESINO SERIAL - Nota I


RIPPERÓLOGO URUGUAYO EN ACCIÓN

Nota I

A LAS PUERTAS DEL CRIMEN

En esa platea universal que es Internet se cruzan las voces planetarias abordando temáticas de todo tipo. Imaginables o no; sencillas o complejas. Se entablan debates esclarecedores y de los otros. Las polémicas más candentes toman sus sitios. Y hasta el pasado se reaviva en sus cenizas.
Las tertulias se expanden. Y, es en virtud de una de ellas, que vuelvo poner en foco un personaje mítico. Al asesino serial londinense Jack el Destripador. Al mismo que desde 1888 navega por la mente de especialistas forenses y, sin descanso, recorre cabezas fantasiosas o aterradas.
Ahora me permito hacerlo para citar las persistentes indagatorias del abogado uruguayo Gabriel Pombo, quien deferentemente me ha hecho partícipe de varias de sus obras.

Antes de entrar al comentario, puede ser útil recordar que, en el campo del derecho, la criminología ha ido tomando un vuelo inusitado, en una sociedad signada por fenómenos de violencia individual y colectiva. Se muestra, en efecto, como un capítulo del conocimiento, iluminado en forma armónica por un conjunto de disciplinas científicas, funcionales a dicho saber.
Se acepta que el derecho penal va más allá de lo que son las sanciones, a las que están expuestos los transgresores de reglas compendiadas en un código. Como cara de la misma moneda, comprende lo concerniente a los procedimientos que concurren a la aplicación de aquellas penalidades.
En el desarrollo histórico de la materia, siempre existió otro territorio. Es el que ha convocado a cientistas e investigadores, quienes procuran establecer la causalidad de los fenómenos delictivos.
Esta preocupación abre, a su vez, un amplio abanico en donde la criminología se pasea por la historia, documenta hechos, formula hipótesis y relanza -para la apertura de nuevas conclusiones- situaciones que el polvo del tiempo parecía haber enterrado. Por supuesto, también trabaja sobre episodios y circunstancias más próximas, unas, o muy actuales, otras.
Valga esto para ubicar el complejo territorio escogido por el abogado Gabriel Pombo con el propósito de ayudar a pensar y entender mejor la psiquis delincuencial, sus condicionantes y los efectos sociales del crimen.

LAS CONTRIBUCIONES DEL INVESTIGADOR

Graduado en 1988, en la Facultad de Derecho de la Universidad Pública de Uruguay, Pombo ejerce la profesión y, a la vez, la enriquece como escritor, expositor y periodista criminológico. Lo hace dentro y fuera de fronteras. Su presencia, por tanto, es habitual en congresos, mesas redondas y debates de la especialidad.
Ha publicado, a más de notas sobre episodios puntuales, varias obras: “El Monstruo de Londres - La Leyenda de Jack el Destripador”, en 2008. “Asesinos seriales - Flagelo de la Humanidad”, en 2009. “Historias de asesinos”, en 2010. “Jack el Destripador: La leyenda continúa”, en 2010. “La verdadera historia de Jack el Destripador”, en 2013. “Jack London en el abismo”, también en 2013. Como se ve, asedia y pone sitio al criminal inglés, como una de sus preferencias y lleva su lupa a otros casos.
Actualmente corrige un nuevo trabajo, el que prontamente ocupará los anaqueles de las librerías uruguayas e internacionales. Se trata de un acontecimiento para los entendidos “riperólogos”, esto es, para quienes asumen -como un caso inacabado de laboratorio- la historia fascinante de Jack, the Ripper (Jack, el Destripador), el que a la par, vence al tiempo y ocupa la creatividad con versiones literarias y guiones estructurados para pantallas del cine, televisión y teatro; o para composiciones musicales -de tipos diversos- y numerosos campos artísticos.

TEMARIO FERMENTAL

El Dr. Gabriel Pombo analiza a fondo y promueve informaciones. Tiene un rasgo característico: produce con didactismo.
Para su último trabajo, se ha manejado con un repertorio seductor. Potencia muchas de las vertientes que terminan dando la mejor y mayor fisonomía al “caso Jack”. Su ejercitación coadyuva a los requerimientos de la policía científica y, aún, a delinear estrategias preventivas.
Según me ha confiado, en su nuevo título -en una especie de autopsia histórica novelada- repasará los cuadros de las víctimas londinenses y propondrá las características de Jack, the Ripper, sea como el asesino psicópata, el asesino enamorado, el asesino sexual, el homosexual, el poseído satánico y aún, del asesino inexistente... No faltará el perfil psicológico, ni las nuevas teorías sobre el territorio de Whitechapel, el deprivado barrio victoriano, en que el nuevo régimen laboral del maquinismo, consumía como una peste vidas humanas, a la vez que alentaba al inmisericorde criminal.
El Dr. Gabriel Pombo sabe mucho sobre Jack, sus émulos y los entornos sociales que constituyen los telones de fondo de una tragedia universal no extinguida.
Hay más para contar.

walter.celina@outlook.com - walter.celina@adinet.com.uy