Chuynet.com
facebook.com/chuynetportal twitter.com/chuynet
Google

Blogs

Buscar noticia



Guia Chuynet, A un Clic de Todo
Alquilar en la Playa
Venta Propiedades
 
 
Por Julio Dornel - 19 de Mayo 2016
LOS PECADOS DE LA IGLESIA


Fue nuestro primer pecado. Habíamos matado una golondrina indefensa que cometió la osadía de permanecer indiferente ante nuestra presencia portando un “bodoque” casero fabricado por el abuelo Celedonio, para ahuyentar los pajarracos que amenazaban la quinta. A los pocos días, llega a Chuy el padre Aroldo Bernasconi encargado de la parroquia de Castillos, oficiando la misa del domingo en un amplio salón existente al fondo de la casa de la familia Iglesias, que todavía se conserva en la zona céntrica de la ciudad.

Tras una noche de poco sueño y muchos sobresaltos, llega el momento de enfrentarnos al padre Bernasconi y “confesarle” el accidente que había terminado con la vida de la inocente golondrina. Bondadoso el cura y teniendo en cuenta mi calidad de “pecador arrepentido” nos condeno a rezar 10 Ave Marías y 5 Padres Nuestros, eliminando de esa manera nuestros antecedentes en el cielo.

Pasan los años y nos vamos enterando que los papeles se han invertido y que ahora son los representantes de la Iglesia, los que deben pedir perdón por la muerte de muchas golondrinas que murieron en las cruzadas, en las hogueras, en el holocausto y por defender posiciones contrarias a la Iglesia. También nos hemos enterado que antes del in suceso de la golondrina algunos papas habían pedido perdón por faltas cometidas en nombre de la verdad, y la paz, admitiendo su responsabilidad en los crímenes cometidos.

Muchos papas han desfilado ante la Piedad de Miguel Ángel, rezando y pidiendo perdón, pero sobre todo, prometiendo en un acto de humildad y grandeza hacer todo lo posible para que estos episodios no se vuelvan a repetir. Tampoco nosotros tenemos derecho a seguir matando golondrinas…