Chuynet.com
facebook.com/chuynetportal twitter.com/chuynet
Google

Blogs

Buscar noticia



Guia Chuynet, A un Clic de Todo
Alquilar en la Playa
Venta Propiedades
 
 
Por Julio Dornel - 8 de Agosto 2016
A DON SAMUEL PRILIAC


El artista castillense Blanco Balao, suele sorprendernos con material inédito perteneciente a poetas y escritores representativos del departamento y del país, que por distintas razones no se han difundido como corresponde. En esta oportunidad nos hizo llegar un poema del poeta salteño Rondan Martínez, dedicado a Samuel Priliac, donde refleja la personalidad de este rumano que llegara a Chuy en el año 1931, para convertirse en el benefactor de la frontera.


“A DON SAMUEL PRILIAC”
(José María Rondan Martínez)

“Colonia, agosto, anochecer, invierno….

En mi segunda patria fronteriza,

Mañana el sol alumbrará las calles

y una tristeza de guitarra sola

Tendrá un crespón de luto en la frontera.

Lejos del mar, del viento y del salitre,

Al sur de la república

Mi pensamiento vuela como un águila

hasta tocar recuerdos imborrables.

Chuy, fronteriza línea, cualquier tiempo

De mi andar desvalido, de mí canto

Dulce como el ticholo, duro

Como la piedra de los marcos,

Quiero palpar el corazón de un hombre

Que vive en la frontera,

A pesar de su sangre detenida

Lo puso horizontal sobre la tarde.

Don Samuel, el vigía

El de oscuras pupilas

Como aceitunas negras

El que en el horno de su pecho hacía

El pan para los pobres,

La Nochebuena azul para los niños.

El que con mano generosa andaba

Repartiendo esperanzas y luceros.

DONA SAMUEL, más que nunca inolvidable

De cara al sol del este,

Uniendo la frontera de dos patrias

Con su sonrisa abierta,

Infinita en la luz de los trigales.

Yo también con saudades de ese pueblo

Donde tu voz alegre florecía

Vigilo tu memoria

Y estoy presente donde esta latiendo

La aureola legendaria de tu estirpe.

Como un amigo más voy a tu encuentro

Y te llevo estas rosas

Regadas con rocío de una lágrima,

Para que tú la cuides en tu morada,

Donde el cielo alumbra

Madrugadas de paz y de aventuras

Todo el paisaje arrodillado enciende

Hogueras vesperales

Iluminando sueños sin relojes,

Tu sueño de habitante de la aurora

Tu sueño de árbol, de azucena o lirio

Tu sueño de semilla venturosa

Que ya germina en la alborada limpia

Del Chuy que se despierta

Levantando banderas y horizontes.

Conquistando destinos de agua clara

En cada marco fronterizo,

El pueblo grabará con su llanto

La historia de tu vida

Y para siempre quedará tu nombre,

Simbolizando el brío y el coraje

Del Hombre

Que en la tierra se hizo canto……….