Chuynet.com
facebook.com/chuynetportal twitter.com/chuynet
Google

Blogs

Buscar noticia



Guia Chuynet, A un Clic de Todo
Alquilar en la Playa
Venta Propiedades
 
 
Por Julio Dornel - 6 de Mayo 2017
ALAM SOSA - OTRO OLIMAREÑO PIDIENDO CANCHA...


Nació el 13 de noviembre del año 1959 en Treinta y Tres, cuna de poetas y cantores, muy cerca del “apacible Olimar”, mostrando desde el comienzo su preferencia por el folklore y la música popular.
La presentación “digital” la hizo el periodista Sergio Sánchez Gonzales, con una recomendación especial para dos temas vinculados a esta ciudad, EL CONTRABANDISTA de Rondan Martínez y Un Sabor a Chuy con música y letra de su autoría basado fundamentalmente en sus vivencia por esta ciudad y el Balneario La Barra. Para conocer detalles sobre la trayectoria de Alam Sosa recurrimos a un artículo publicado en el CAROLINO, bajo la dirección del periodista Victor Urrutia,
“En esta cuna de tantos poetas y cantores a orillas del río que mas canta "El Olimar". Comienza clases de guitarra a los 5 años con la profesora Margot Gandarias Da Silva, se recibe de profesor de guitarra, y luego ya adolescente muestra su preferencia por el folklore y la música popular, toma clases con claros referentes como Carlos Gutierrez y Washington Fleitas.

Luego ya radicado en Montevideo y cursando estudios en Facultad de Agronomía, en épocas muy difíciles de plena dictadura militar, conoce y toma clases con el popular maestro "Laucha Prieto". Por estos tiempos comienzan las primeras guitarreadas en casas de amigos, asados, cumpleaños y reuniones familiares.
Comienza a trabajar en AFE (Asociación de Ferrocarriles del Estado) en la Estación Peñarol como administrativo año 1978. En el año 1980 salva un concurso en el Banco de la República e ingresa a trabajar en el mismo en la sucursal Punta del Este.

Por esas épocas ausentes y proscriptos nuestros más grandes cantores populares como "Los Olimareños", "Viglietti", "Zitarrosa", "Numa", "El Sabalero", y a partir de ese enorme NO que conseguimos los uruguayos en las urnas, comienza una corriente muy fuerte y un resurgir de la identidad de nuestro canto uruguayo, con muchas voces nuevas que mantuvieron viva esa llama del folklore uruguayo hasta lograr el retorno al paisito de todos los cantores ausentes, fue el caso de Los Zucara, Larbanois Carrero, Pablo Estramin, Dino, Pareceres, Carlos Benavidez, etc. y muchos otros conocidos y anónimos que buscaron decir de mil maneras las cosas que la dictadura no permitía decir.

En el año 1981 e impulsado por familiares y amigos se presenta al primer festival, un festival nacional de la música organizado por UTU, entonces cursaba estudios en la UTU de Maldonado, se presenta con temas propios y de su abuelo Bernardo Bousoño, y obtiene el 1er.Premio, esto fue determinante pues lo impulsó a seguir participando y obtener otros premios como en el año 1982 el 1er. premio en el Festival de Folklore de Treinta y Tres a orillas del Olimar en la categoría duos junto a Miguel Taveira, luego en el año 1984 el Primer Premio del Festival de Folklore de Treinta y Tres como Solista, y el Festival de la Canción Inédita. También participa en otros festivales como los de San José, Durazno, Lascano etc.

Por el año 1981 comienzan las primeras peñas y espectaculos masivos de Canto Popular en Cooperativas de Montevideo, en Gimnasios y Clubes Deportivos, lugares en los que se congregaban gran número de personas para canalizar muchas cosas, fue un verdadero fenómeno que acompaño al despertar de este nuevo libre Uruguay.
El Canto Popular comenzaría en la ciudad de Maldonado precisamente por iniciativa de un grupo de amigos en el año 1982, se junto Alam con el también olimareño Walter Alvarez, aquel de la recordada "Discoteca Vida" de Treinta y Tres, con colaboración de Fernando Loureiro y Reneé, comenzaron una peña en el boliche "Alhoa", en la ciudad de Maldonado en la antigua callel Cebollatí (hoy Gutierrez Ruiz), hasta allí llegaron Santiago Chalar, Los del Yerbal, Alma Garcia, Hugo Trova, Dino, Abel Garcia etc.; por ese tiempo fue que conoció a quien sería por mucho tiempo su compañero percusionista y amigo el popular "Negro Juan", Juan José Pereira, rochense y fernandino por adopción, luego se inició un hermoso ciclo en una peña que se llamó "Para abrir la noche", y se hizo en el Restaurante "El Palenque", fue realmente un éxito con la organización de Carlitos Pelaez, los días miercoles, fue muy bueno gente de todos los partidos reunida en torno a los cantores, con todas las persecucionesd y prohibiciones posibles.

Empezaron los espectáculos masivos en clubes, restaurantes y lugares como el Campus Municipal de Maldonado.
De esa época vale recordar las peñas y reuniones en Montevideo en el bar de Pancho Acosta "El Olimareño", allá por Comercio y Asamblea, ese rinconcito Olimareño en donde compartimos fraternales noches de canto y amistad, con Pancho, con el Lulo Lucas, con el Chito, Juancho Costa, Los Taiperos, Enrique Lopez, El Peca, El Oveja, Oscar Massitta y muchos otros.