Chuynet.com
facebook.com/chuynetportal twitter.com/chuynet
Google

Blogs

Buscar noticia



Guia Chuynet, A un Clic de Todo
Alquilar en la Playa
Venta Propiedades
 
 
Por Walter Celina - 14 de Mayo 2017
SIN EMBARGO… ¡NO HAY CUCO EN LAS MATEMÁTICAS!


LA GRIETA PEDAGÓGICA

Tras sortear las indagatorias del Tribunal de Santa Inquisición el eminente sabio renacentista Galileo Galilei (1564-1642. Toscana - Italia) al abandonar la sala habría balbuceado: “Eppur si muove”. Esto es, “sin embargo se mueve”, para reiterar la traslación heliocéntrica de nuestro planeta, contra la tesis oficial de que la tierra, como creación de Dios, no podía ser más que el centro del universo…
El personaje conjugaba con su preclaro saber astronómico los de matemático, físico, ingeniero, más afinidades con la filosofía y su interés el dibujo, la pintura, la música y la literatura. Condensaba unidades sustantivas del saber.
Retengamos, por un instante, la legendaria frase de Galileo Galilei para ingresar a algunas reflexiones del periodista Javier Sanpedro (1) quien ha recordado la importancia de las matemáticas para el avance científico. No con el conocido “¡uf!”, sino bajo la expresiva forma de “el irresistible encanto de las matemáticas”.
Si bien la nota ancla en contribuciones recientes de Ian Stewart (Inglaterra, 1945) y de Ives Meyer (Francia, 1939) -este recibirá el 23 de mayo el premio ABEL de la Academia de Noruega de Ciencias y Letras-, me detendré en algo que, como estudiantes, padres y/o educadores, muchos hemos experimentado.

Anota el español: “La mayor parte de la gente cree sinceramente que las matemáticas son incomprensibles; y hay que disculparles, si tenemos en cuenta la educación matemática que han recibido.”
Es imposible formar en matemática sin método pedagógico. En mis tiempos de estudiante aprendí, con muchos de mis compañeros, que un profesor abstruso no nos permitía avanzar en el año lectivo, bastándonos luego obtener una recuperación efectiva en solo 20/25 días, guiados por una docente de primaria, con aptitud para conducir educandos.
Como agrega el periodista, la disciplina parte “de los axiomas y operaciones más simples e indiscutibles para deducir verdades necesarias.” Es obligatorio “hacer explícito cada uno de los pasos y procedimientos. Es la materia más transparente que ha concebido la mente humana.”

CONJUNCIÓN POR EL FUTURO

Fui colaborador de la Organización Mundial para la Educación Preescolar - OMEP - ONU-UY. Recuerdo cuando el grupo encabezado por las ex Directoras de los Institutos Magisteriales profesoras Élida Tuana y Anunciación Mazzella de Bevilacqua invitaron al investigador Gastón Mialaret (Francia 1918-2016) (2), para conocer experiencias acerca de cómo desarrollar elementos de una lógica numérica elemental para párvulos.
Si el trancazo en dictadura para la buena educación fue angustiante, no es menos cierto que, desde 1985 a la fecha, no ha habido mayores muestras de progreso en matemáticas y, en las demás ciencias básicas (biología, física, química, con sus subcategorías). El camino recorrido se ha vuelto muy espinoso. Basta tener presente las deplorables calificaciones para el ingreso a la Facultad de Ingeniería, a principios del ciclo actual y la incompetencia revelada hasta en el rubro comprensión lectora…
A despecho de esta realidad, cabe recordar el histórico prestigio académico logrado por la Escuela Matemática Uruguaya, con personalidades del porte de los Ings. José Luis Massera y Rafael Laguadia.
No hay duda. El progreso de la humanidad se funda en ese “irresistible encanto de las matemáticas”, sin cuco que valga. Valdrá pues, mirar en notas venideras, hacia las contribuciones uruguayas y a las universales recientes.

La alegría que depara a los educandos ese saber -contraria a la decepción o el aburrimiento- se alcanza con la conjunción de pedagogos formados para ejercer su tarea y por los conocimientos que tengan de la ciencia básica quienes dicten los cursos. También, en un ambiente educativo y social satisfactorio, de responsabilidades compartidas.


NOTAS

(1): El País, Madrid. 25.03.2017

(2): El Prof. Mialaret fue especialista para la enseñanza de la matemática. Llegó a Uruguay en plena dictadura y dictó conferencias en la Alianza Francesa. Suscribió manifiestos por la libertad del Ing. José Luis Massera y volvió a solidarizarse con su colega encarcelado.